El misterio de la Shemitah, Parte 4

Valora este artículo
(17 votos)
Esta señal profética puede ser dada a cualquier nación siempre y cuando de alguna manera cumpla con la descripción o comparta los atributos de la antigua Israel en 586 AC.
Esta descripción pudiera en cierto grado aplicar a muchas naciones del mundo religiosas o seculares, hindú, musulmán, cristiana o comunista. Filtremos y reduzcamos con una descripción más específica: una nación que alguna vez conoció a Dios, pero ahora lo ha rechazado y se ha apartado de Él.
La descripción pudiera apuntar a varias naciones que inicialmente apuntaban como cristianas pero en este momento no. Filtremos aún más la descripción: una civilización establecida en la palabra de Dios, dedicada para sus propósitos, y consagrada para su gloria desde su inicio.
Ahora los candidatos se reducen notablemente. Solo dos civilizaciones en la historia humana fueron establecidas, dedicadas, y consagradas para el propósito, la palabra, el deseo y la gloria de Dios desde el momento de su nacimiento. La primera fue Israel; la segunda fue los Estados Unidos de América.
Bandera USA
La civilización de Estados Unidos de América fue establecida y dedicada en el cabo Henry, Plymouth, y la bahía de Massachusetts para los propósitos de Dios. Pero vamos aún más allá: una civilización especialmente establecida después del patrón del Israel antiguo.
Sus fundadores la vieron como la nueva Israel, el Israel del nuevo mundo. Fue su éxodo desde Europa como el éxodo de los judíos desde Egipto. El nuevo mundo fue su nueva tierra prometida, y la colonia de la bahía de Massachusetts como su nueva Jerusalén.
En cuanto al sistema legal de la nueva mancomunidad, los puritanos buscaron incorporar la Ley de Moisés. Instituyeron un día de reposo después del patrón del Shabbát hebreo.
Y el día festivo, acción de gracias, fue formado después del patrón de la fiesta hebrea de Sukot, la fiesta de los tabernáculos.
Le dieron nombres a las montañas por las montañas de Israel: Monte Gilead, Monte Hermon, Monte Efraín, Monte Moriah, Monte Carmelo, y Monte de Sión. Llamaron a sus ciudades y pueblos, Jericó, Jordán, Salem, Canaán, Goshen, Hebrón y Beersheva. Llamaron a sus hijos Joshua, Rachel, Esdras, Zacarías, Ester, Jeremías, etc…
Enseñaron hebreo en sus colegios y universidades. En el sello de la universidad de Yale aparecen las palabras hebreas que aparecen en el pectoral del sumo sacerdote. En el sello de la universidad de Columbia aparece el antiguo nombre hebreo para Dios. Y en el sello de la universidad de Darmouth aparece las palabras hebreas que traducidas dicen “al Dios Todopoderoso.”
Yale University seal
                  YALE UNIVERSITY
Es claro y evidente que en el momento de la independencia de Estados Unidos Benjamín Franklin propuso que el gran sello de la nación debería tener la imagen de Moisés partiendo el Mar Rojo, mientras Thomas Jefferson propuso a los Israelitas caminando por el desierto.
La conexión es única, profunda e intrínseca. El patrón del antiguo Israel esta incrustado en el ADN de la civilización de Estados Unidos de América.
No hay ninguna nación en el mundo moderno tan profundamente ligada al Israel antiguo como Estados Unidos. Por lo tanto no hay plataforma en el mundo en la tierra más adecuada para manifestar el misterio de la Shemitah como Estados Unidos.
La caída de la Israel antigua
Bandera de Israel
Pero un factor clave sigue faltando: ¿Por qué la señal de la Shemitah, un portento de juicio de la antigüedad, seria dado a Estados Unidos en primer lugar? La respuesta reposa en la metamorfosis que comenzó miles de años atrás antes que Estados Unidos naciera.
Israel fue único entre las naciones del mundo antiguo. Ninguna nación ha existido y ha estado conectada tan directamente con el propósito y las promesas de Dios. A ninguna nación en el mundo se le ha dado una revelación divina como la que se le dio a Israel en el monte Sinaí. Ninguna nación ha visto la mano de Dios tan directamente afectando su curso como Israel. Y ninguna nación ha estado ligada a Dios en un pacto nacional. Pero en la cima de sus bendiciones una metamorfosis empezó. La nación empezó a retirarse de Dios y su fundamento. El cambio fue sutil al principio, en el tiempo, creció más y más. Abandono consciente o inconsciente, las personas sacaron a Dios de sus vidas, de su cultura, de su gobierno, y fuera de la instrucción de sus hijos. En su lugar trajeron ídolos y dioses extranjeros, y en lugar de seguir sus caminos, siguieron los caminos de las naciones paganas que los rodeaban.
Los israelitas redefinieron lo que era bueno y lo que era malo. Crearon una nueva moralidad para reemplazar la anterior. Llamaron a lo malo, “bueno” y a lo bueno, “malo”. Crecieron dramáticamente en lo carnal, lo material, la inmoralidad sexual, y su cultura creció en lo grosero y vulgar. Y por supuesto, como lo hicieron las naciones vecinas, empezaron a levantar sus hijos como sacrificios en los altares de los nuevos dioses.
La nación que había sido traída en existencia para ser el recipiente de los propósitos divinos de Dios había sido transformada en exactamente lo opuesto, una civilización en guerra en contra de sus mismo fundamento y en guerra con Dios.
La caída de la segunda Israel
Bandera USA
¿Y qué de Estados Unidos? ¿Qué paso con la civilización tan ligada desde su fundación al Israel antiguo?
Los fundadores de Estados Unidos profetizaron que en la misma manera como la nueva civilización seguiría los caminos de Dios, seria de igual manera con las bendiciones que habían sido dadas a Israel. Y lo que predijeron se hizo real. Estados Unidos se mostró como la nación más bendecida sobre la faz de la tierra. Para el siglo XX se había mostrado como las más prospera, la más segura, las reverenciada, la más fuerte nación sobre la tierra.
Pero en la cima de su poder y la altura de su prosperidad en comparación con el resto del mundo, una metamorfosis comenzó.
El “Israel del nuevo mundo” recrearía la apostasía y la caída de Israel del mundo antiguo. Estados Unidos comenzaría una progresión que terminaría en el alejamiento de Dios y su fundamento.
La metamorfosis fue sutil al principio pero, con el tiempo, creció más y más. Como lo hizo Israel, hizo Estados Unidos quitando a Dios de sus vidas, de su cultura, su gobierno, y sus plazas públicas. Prohibirían la oración y leer las escrituras a sus hijos. El sistema público de educación había sido creado con el propósito de enseñar la palabra de Dios trataría ahora la palabra como contrabando. En la Medida que Estados Unidos elimino la presencia de Dios de sus vidas y su cultura, lleno sus vidas con ídolos y se formó dioses de sus deseos.
No bible
                 NO BIBLE
Como lo hizo Israel, Estados Unidos redefinió lo que era bueno y lo que era malo, adoptando una nueva moralidad reemplazando a la anterior. Llamaron a lo malo, “bueno” y a lo bueno, “malo”. Crecieron dramáticamente en lo carnal, lo material, la inmoralidad sexual, y su cultura creció en lo grosero y vulgar (Miley Cirus, Lady Gaga, Beyonce, etc…)
Miley Cirus2
                                    MILEY CIRUS
En vez de ser la luz del mundo como sus fundadores lo habían soñado, Estados Unidos estaba saturando al mundo con pornografía e inmoralidad sexual a todo nivel. Y así como Israel mato a miles de niños en los altares delos nuevos dioses, Estados Unidos mato no miles sino millones de niños en los altares de sus placeres y conveniencia a través de la legalización del aborto. Sus manos colectivas estaban llenas de sangre.
La nación que había sido traída en existencia para ser el recipiente de los propósitos divinos de Dios había sido transformada en exactamente lo opuesto, una civilización en guerra en contra de sus mismo fundamento y en guerra con Dios. Aquellos que fundaron Estados Unidos no solo predijeron sus bendiciones futuras sino también predijeron una advertencia. Fue esta: Si Estados Unidos llega alguna vez a apartarse de Dios y sus caminos, entonces los mismos juicios que recayeron sobre Israel caerían sobre Estados Unidos.
Tenemos ahora el escenario. El misterio de la Shemitah tocara a Estados Unidos, pero su efecto no será confinado solo en Estados Unidos. Sus consecuencias y repercusiones tocaran al mundo entero. Habiendo encontrado el lugar geográfico del misterio, una última pista se necesita para revelar el tiempo.         
El próximo capítulo miraremos el tiempo en que se desarrolla la Shemitah para entrar finalmente en datos estadísticos e históricos sorprendentes. Todo este preámbulo es necesario para ubicarlos en el contexto de lo que se quiere mostrar. Hasta el momento hemos visto: ¿Qué significa la Shemitah? ¿A quién aplica? ¿Cómo aplico a Israel en el año 586 AC? ¿A qué nación replica en tiempos modernos?
Visto 11452 veces

Categorias

Recientes