Jesus salva a quien de que?

Valora este artículo
(53 votos)

Como muchos ya se habrán dado cuenta con los artículos que pueden leer en esta página y por el canal de YouTube Suena El Shofar; El Señor hace mas de un año nos dio el privilegio de entender la raíces hebreas que en palabras mas cortas significa entender que Jesús fue judío.

Judío es una palabra que genera pereza, rabia, rechazó y hasta odio para muchos oídos humanos. Para aquellos que no creen en Jesús relacionan la palabra judío con aquel grupo de personas que se cree el dueño del mundo y que se aprovecha del resto de la humanidad y para la mayoría de los creyentes en Jesús la palabra judío la relacionan con aquel grupo de personas que se rige por la ley del Antiguo Testamento la cual según ellos ya esta abolida. 

 

En otros artículos hemos tratado temas como las fiestas bíblicas, Shemita, paganismo y temas de actualidad mundial pero ahora queremos darle un vistazo al judaísmo de Jesús para ver si nos sirve de algo o lo rechazamos por completo.

Comencemos por tener claro que el nombre en Hebreo de Jesús que es el idioma que El hablo cuando estuvo en la tierra de Israel es Yeshua y que Cristo es la forma griega de decir Mesías, que el nombre de su madre no era María sino Miriam y que sus seguidores tenían nombres hebreos como Yaakov y Yehuda. No es que tenga nada de malo decirlo en la forma griega pero que mejor que llamar a las personas por su nombre original.

 

La trágica historia de los Judíos no comienza con el Holocausto pero si marca este un periodo muy fuerte donde la Iglesia Cristiana (Católica-Protestante) tuvo un rol muy importante en la discriminación y violencia que este pueblo sufrió. 

La noche del 9 de Noviembre de 1938 las tropas Nazis destruyeron y quemaron Sinagogas, casas y negocios judios mientras la mayoría de la ciudadanía alemana miraba sin ninguna respuesta lo que estaba sucediendo. Al siguiente día se recordaba el cumpleaños del doctor Martin Lutero quien nació un 10 de Noviembre de 1483.

luterobishops

En el año de 1543, el Doctor Lutero escribió dentro de sus muchos libros y tratados unos libros anti-semitas entre los que se encuentra "Los Judios y sus mentiras" donde dio una serie de consejos a los príncipes locales de Alemania como los que vemos a continuación:

* En primer lugar, debemos prender fuego sus sinagogas o escuelas y enterrar y tapar con suciedad todo lo que no prendamos fuego, para que ningún hombre vuelva a ver de ellos piedra o ceniza...

* En segundo lugar, también aconsejo que sus casas sean arrasadas y destruidas. Porque en ellas persiguen los mismos fines que en sus sinagogas. En cambio, deberían ser alojados bajo un techo o en un granero, como los gitanos. Esto les hará ver que ellos no son los amos en nuestro país, como se jactan, sino que están viviendo en el exilio y cautivos, como incesantemente se lamentan de nosotros ante Dios...

* En tercer lugar, aconsejo que sus libros de plegarias y escritos talmúdicos, por medio de los cuales se enseñan la idolatría, las mentiras, maldiciones y blasfemias, les sean quitados...

Los consejos siguen y siguen hasta que concluye: 

* En suma, queridos señores y príncipes, quienes tienen a los judío bajo su gobierno: si mi consejo no os agrada, buscad mejor asesoramiento a fin de que tanto vosotros como nosotros podamos deshacernos de la insoportable, diabólica carga de los judíos...

Cuando Lutero escribió esto, no existía Hitler pero ciertamente fue este personaje quien se encargó de revivir las ideas anti-semitas de Lutero.

Es triste ver como miles de escuelas de teología estudian con profundidad los escritos de Lutero pero no se detienen a analizar los libros anti-semitas que el escribió y el daño que realmente causaron y han causado hasta estos días al pueblo de quien el mismo Lutero 20 años antes de escribir estos libros reconocía y paradójicamente afirmaba amar a uno de sus descendientes: Jesús. 

Si quizás la iglesia de los años treintas hubiera tenido quien le enseñara las verdaderas raíces de Yeshua, su familia, sus discípulos y sus tradiciones, el Holocausto hubiera podido ser evitado.

En este momento la iglesia cristiana (católicos, protestantes, entre otros) esta sufriendo en algunos países la persecución por parte de grupos extremistas seguidores del Islam, muchos han sido asesinados por no querer negar su fe. Esto no es una noticia nueva y como lo dijo el señor Marc Fromager en un articulo en el periódico El Tiempo titulado “Los cristianos somos objetivos fáciles”; …no se necesita ser profeta para saber que Europa esta siendo islamizado…

Estos grupos de cristianos están muy lejos del país donde nos encontramos pero como creyentes en el Mesías, deberíamos cuestionarnos sobre que estamos haciendo para levantar nuestra voz de protesta contra esta situación. Que estamos haciendo contra las decenas de personas apuñaladas en las calles de la Ciudad Santa por extremistas. Piense si usted con su silencio es como uno de aquellos que simplemente se quedo mirando como eran llevados los Judíos a los campos de exterminio o si es de aquellos que denuncia, protesta y ora por aquellos que son decapitados día a día.

Por mas de que la Iglesia católica y la Iglesia Protestante quiera reemplazar a Israel, lo invito a que analice un poco el judaísmo de Yeshua.

Hay muchísimos versículos que podríamos colocar en este artículo pero no es nuestra intención convencerlo, nuestra motivación es que usted investigue. Solo quiero colocar algunos para que usted en su intimidad inicie esa búsqueda.

Mateo 10:5-6 Jesús envió a estos doce con las siguientes instrucciones: «No vayan entre los gentiles ni entren en ningún pueblo de los samaritanos. Vayan más bien a las ovejas descarriadas del pueblo de Israel.

Estas palabras las dijo el mismo Mesías, quien enseño en las sinagogas y leyó desde los rollos de la Tora. El fue quien le explicó a la mujer samaritana lo siguiente: Ahora ustedes adoran lo que no conocen; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación proviene de los judíos.” Lucas 4:22 El mismo dice que sus hermanos adoran lo que conocen y sus hermanos no eran otros en ese momento que los de la tribu de Judá.

 

Yeshua instruyó a sus discípulos que hicieran discípulos en todas las naciones pero que debían comenzar en Jerusalén. En ese momento el mayor porcentaje de judíos se encontraba en Jerusalén y por este motivo El quería que se le compartieran las buenas nuevas a los suyos. El Padre envió al Hijo primeramente al pueblo Judío.

 “y en su nombre se predicarán el arrepentimiento y el perdón de pecados a todas las naciones, comenzando por Jerusalén.” Lucas 24:47 (NVI)

“Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.” Hechos 1:8 (NVI)

 

Años siguientes a la muerte y resurrección de nuestro Mesías surgió el problema de si los gentiles creyentes debía convertirse o no al judaísmo, ¿Por qué? Porque los discípulos y los seguidores iniciales de Yeshua fueron judíos y no gentiles. En esa época de la historia, los Romanos aceptaban y respetaban al pueblo judío, tanto que no los obligaban a adorar sus dioses pero a un creyente gentil en el Mesías le era difícil declarar y mantener su fe en el único Dios de Israel. Esta situación se evidencia en el libro de Gálatas que si El Señor lo permite será tema de otro artículo.

Ustedes, pues, son herederos de los profetas y del pacto que Dios estableció con nuestros antepasados al decirle a Abraham: “Todos los pueblos del mundo serán bendecidos por medio de tu descendencia.” Cuando Dios resucitó a su siervo, lo envió primero a ustedes para darles la bendición de que cada uno se convierta de sus maldades.» Hechos 3:25-26

Es claro que los anteriores versículos describían a la tribu de Judá.

Pocas décadas después de la resurrección del Mesías, sus seguidores seguían siendo celosos de la Tora y obedientes a la ley, tanto así que le sugirieron a Pablo (un judío) que hiciera el rito de purificación y el no tuvo ningún problema en hacerlo.

 

No es un secreto que existen miles de Judíos que son celosos y seguidores de la Tora pero que no conocen al Mesías, de la misma forma hay miles de judíos que ni siquiera reconocen al único Dios de la Biblia y que siguen a otros dioses que son abominables al Señor. Pero no por esto podemos occidentalizar a Yeshua, no podemos creer en nuestras mentes que Yeshua es acomodable a la cultura que usted o yo tenemos.

 

conversion

Hacia la Edad Media, la iglesia católica obligo a muchos judíos a convertirse, los hicieron jurar que no podrían nunca mas observar Shabat o ninguna otra fiesta Santa así como no podrían circuncidar a sus hijos y obviamente tendrían que comer cerdo. Pero como llego a suceder todo esto después de que el mismo Mesías era Judío y afirmo que ninguna letra de la Ley podría ser removida?

Fue Pablo quien comenzó con esto?

No!!!

Aunque al leer sus cartas sin entender un poco de las promesas, cultura y tradiciones de ese pueblo pareciera que el mismo estuviera rechazando a los suyos.

Lo cierto es que con el aumento de gentiles creyentes la idea de que la antigua Israel estaba siendo reemplazada por la nueva Israel fue tomando mucha fuerza aunque Pablo no estuviera de acuerdo con esto. El expreso su malestar muy enfáticamente en una de sus cartas:

“Ahora pregunto: ¿Acaso tropezaron para no volver a levantarse? ¡De ninguna manera! Más bien, gracias a su transgresión ha venido la salvación a los gentiles, para que Israel sienta celos. Pero si su transgresión ha enriquecido al mundo, es decir, si su fracaso ha enriquecido a los gentiles, ¡cuánto mayor será la riqueza que su plena restauración producirá! Romanos 11:11-12

Porque entonces no hay convencimiento de que habrá una restauración para el pueblo de Israel y en especial para la tribu de Judá? Es acaso El Señor Todopoderoso hombre para mentir?.

Cuando haya esa restauracion plena para ese pueblo habra restauracion plena para los gentiles creyentes y que mejor ser desde ya testigos de ese proceso de restauración que ha comenzado.

 

Todo fue cambiando a través de los años, hubieron tantos gentiles que creyeron en Yeshua y cada vez menos judíos que lo aceptaban que los primeros fueron desplazando y absorbiendo a los segundos a tal punto que hacia el siglo IV las raíces judías se habían perdido tanto que convirtieron a un hombre en el enviado de Dios (un Papa), reemplazaron el sábado por el domingo y celebraron Easter en lugar de la Pascua.

Pero entonces que hacer si creo con mi mente y mi corazón de que Jesús es el Mesías y que resucito de los muertos y me dio vida eterna pero que fue judío?

Es muy sencillo; aprenda e investigue sobre ese pueblo, aprenda a diferenciar a que grupo de personas les estaban hablando Juan, Pedro o Lucas en sus cartas, todo esta muy claro en el siguiente libro: La Biblia.

 

El Señor ha sido fiel a Su Palabra, devolvió la tierra de Israel en 1948 a la tribu de Judá en un solo día, en ese momento habían 800.000 judíos y al día de hoy ya han regresado mas de 6 millones lo cual se debe al cumplimiento de las profecías descritas en Isaías, Jeremías y Ezequiel; El Señor Dios de Israel los ha salvado de varias guerras sobrenaturalmente y si usted tiene la maravillosa oportunidad de ir a Israel encontrara congregaciones de judíos creyentes en Yeshua adorándolo desde las raíces hebreas y encontrara gentiles creyentes de diferentes partes del mundo que apoyan y respaldan al pueblo judío porque han ido entendiendo, aceptando y participando de las raíces judías de nuestro amado Salvador Yeshua!!

Visto 7966 veces

Categorias

Recientes